Esta la economía de EEUU a puertas de una recuperación en el 2010?

Esta es parte de una entrevista para la revista Nueva Economía de Bolivia.

1.- Después de haber pasado por un mal momento, y parece que todavía siguen, el sector inmobiliario que muestras de recuperación dio a la fecha. Los estadounidenses y los bancos ingresaron nuevamente a este mercado.

El mercado inmobiliario, y la economía en general, están mostrando una recuperación todavía muy débil. Las ventas de casas en Enero de este año estuvieron apenas por encima de los cinco millones de unidades. Aunque esta cifra representa un retroceso del 7.2% con respecto a Diciembre de 2009, también representa un incremento del 11.5% con respecto a la cifra de hace un año atrás en Enero del 2009. Este último dato y otros indicadores, como el incremento en el número de permisos para construcción y la caída de inventarios, han generado moderado optimismo ente los especialistas. La mayoría, sin embargo, coincide en que la mejoría será lenta y no muy suave en términos de varianza.

Hay que tener en cuenta además que gran parte de esta mejora se debe a circunstancias muy específicas y de corto plazo. Por un lado, muchas de las ventas no son nuevas construcciones sino ”foreclosures” o casas embargadas por los bancos y vendidas luego a precios de pérdida. Por otro lado, las tasas de interés se encuentran a niveles artificialmente bajos que difícilmente se podrán mantener en el largo plazo. Finalmente, muchos compradores están incentivados por el programa de crédito fiscal de $8,000 dólares válido sólo hasta Abril de este año.

2.- Las noticias internacionales señalan que el consumo todavía está desacelerada. La confianza de los estadounidenses tampoco se recupera, pero en comparación al año pasado en estas fechas, cómo se muestra la situación respecto a este tema.

En comparación al año pasado, el gasto en consumo también ha mejorado levemente. En Enero de este año el consumo privado se incrementó en 0.5% marcando cuatro meses de incremento consecutivo. Comparado a Enero del 2009, el incremento fue de 1.7%. Los niveles sin embargo, siguen estando muy por debajo de los años pre-crisis. El desempleo – que estuvo apenas debajo del 10% en Febrero de este año – y la incertidumbre sobre el mediano y largo plazo son las principales razones detrás de esta leve recuperación. El público sabe que la crisis fue parcialmente frenada gracias al estímulo de $800 billones de dólares y no gracias a que los elementos fundamentales de la economía estén haciendo pie. Sin un mercado de trabajo sólido y sin perspectivas positivas no se puede pedir un incremento mayor en consumo. De hecho, la elección racional del público es ahorrar antes que gastar.

3.- Uno de los problemas que ocasionó la crisis financiera internacional fue el desempleo y cierre de empresas, pasaron más de diez meses el índice se recupera o se agrava la situación de los trabajadores.

La situación en términos de empleo no mejora. Al principio muchos economistas pronosticaban una crisis tipo V, es decir, una recesión corta de unos 8 meses o un año como las dos anteriores. Pero lo que estamos viviendo es una crisis tipo U, que puede llegar a ser de 3 años o aún más (con niveles contínuos de desempleo cercanos al 10%). De hecho, la preocupación a estas alturas es que esta recesión se transforme en una depresion tipo L de largo aliento como la japonesa hace un par de décadas. El peligro de que eso suceda está en que los hacedores de política sigan cometiendo los mismos errores que precisamente originaron la crisis.

Si uno mira un poco hacia atrás antes de la recesión, los niveles de la tasa de interés real desde el 2002 hasta el 2004 se encontraban artificialmente bajos (en algunos casos eran negativos). La Reserva Federal, empeñada primero en impulsar a la economía después de la recesión del 11-S y después en promover la compra de casas por parte de familias con bajos recursos, disminuyó la tasa de descuento a niveles recod. El resultado era previsible: mala inversión. Proyectos que antes no eran rentables ahora si lo eran y casas que antes eran imposibles de comprar ahora eran baratas. El gobierno le puso la alfombra roja a las malas ideas. Así, se construyó hasta el 2005-2006 un castillo fabuloso en el que toda idea funcionaba, todos tenían trabajo y dinero (o por lo menos crédito) y ninguna casa era un sueño inalcanzable. Pero el castillo no era real, era de arena. Apenas la Reserva Federal le puso un freno al despilfarro y la gente que se prestó enormes cantidades de dinero no pudo pagar sus deudas, el castillo se empezó a desmoronar. Era inevitable, una construcción deficiente  debía necesariamente ser demolida. El actual programa de estímulo fiscal, sin embargo, se empeña en seguir gastando (generando peligrosos niveles de deuda) para mantener el deficiente castillo en pie. Ante la problemática social de dejar que la recesión siga su curso y termine de eliminar los malos proyectos y genere alto desempleo, el gobierno prefiere seguir construyendo la ilusión. Se combate el fuego con fuego. Es como combatir la resaca de una noche de juerga con más juerga. Los síntomas se podrán ocultar temporalmente pero a la larga la resaca se hace más fuerte.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s